miércoles, 24 de abril de 2013

COTO XALLAS Y EL PUESTO 17

"UNA JOYA SIN MUERTE EN TIERRAS CORUÑESAS"

Hola a todos los que tenéis por costumbre echar un vistazo a las entradas de este mi humilde blog, llevo mas de 10 meses sin subir ninguna entrada, no por falta de datos, fotografías o historias que contar sobre los acotados pescados en 2012 o incluso algunos ya de 2013, esto esta motivado porque como a muchos la jodid..... crisis me tiene putead...... y por ende con pocas ganas de todo, pero es lo que tiene este noble arte, que una jornada de fin de semana completo dedicado a la pesca a mosca de las magnificas truchas gallegas, hace que le suba a uno el ánimo por las nubes.
No puedo dejar de mencionar que esta salida se la tengo que agradecer, como otras tantas a mi compañero de aventuras y otras fechorías,  amigo, consejero y algunas mas que no voy a mencionar, que por esas cosas de la vida resulta que también es mi primo, si  Raúl, ese que en tantas entradas he mencionado, tengo muy claro que si el no se hiciese cargo de los costes de estas expediciones, no podría permitirme aventuras de este tipo. 

Raúl la temporada pasada con una trucha del río Mundo.

Ya se que algunos pensareís, porque habéis leído una cuantas entradas, que este blog no fue creado para hablar de sensaciones, emociones, y un sin fin de sentimientos que nos produce este noble arte, sino mas bien para dar datos de los diferentes acotados que pescamos mi compañero y yo, y así es, pero todo cambia, de hecho empezamos como pescadores de spinning y aquí estamos pescando a mosca con nuestras propias imitaciones. No se si añorando tiempos mejores o motivado por este fin de semana, la cuestión es que necesitaba escribir sobre todo esto, perdonarme todo esta verborrea y vamos a lo que realmente interesa.
El coto de Xallas, para mi una joya sin muerte en tierras coruñesas, situado a unos 50 Km. de Santiago de Compostela, en los términos (Mazaricos y Dumbria). Límite superior presa de A Fervenza y límite inferior Río Beba.



Lo del puesto nº 17 es una anécdota, ya que unos días antes estuve brujuleando por Internet en busca de datos sobre el coto, y de paso viendo unos vídeos del Open de pesca del río Xallas, celebrados en años anteriores en este coto y la mayoría de lo que vi era de la zona de la presa, a la cual nos dirigimos al llegar al acotado. A pesar de habernos enterado que unos días antes se habían sacado 1000 truchas en el último open no caímos en el desánimo y ahí nos encontrábamos en el puesto nº 17 poniéndonos los vadeadores y montando los equipos.

   


  

Os tengo que comentar, que previamente nos acercamos hasta la misma presa para ver el chorro y apreciar el nivel  de desembalse con el que tendríamos que lidiar, que por cierto era bastante superior del que disfrutaron los participantes del open unos días antes, pero bueno ahí estábamos y teníamos que intentarlo.  
  





Como siempre que pescamos un tramo nuevo, comenzamos con dos estilos diferentes, una caña de buldo con un completo (un trico, una ahogada y una ninfa), para comprobar la actividad de las truchas y una cola de rata en un principio con un par de ninfas, en este caso sobre todo teniendo en cuenta que estaban soltando bastante agua.










Nada mas entrar en el río comenzó el baile, en honor a la verdad, funcionó todo, pero las ninfas fueron las triunfadoras. Cono anécdota decir que tuvimos que cambiarlas tres o cuatro veces deshechas por completo. A última hora de 14 a 15 h. fué un espectáculo verlas cebarse en esas corrientes saltando completamente del agua a por los tricópteros, si habéis entendido bien, era nuestra última hora, justo cuando empezaba lo mejor, puesto que teníamos viaje de regreso a Madrid por ser Domingo, pero disfrutamos al máximo cada minuto de esta jornada.   














No voy ha hablar en este caso sobre la cantidad de truchas pescadas, ya que no quiero que se me tache de mentiroso, exagerado, prepotente y un sin fin de etc., pero si sobre las tallas que estuvieron entre los 23 cm., de la mas pequeña y los 35 cm., de la mayor, estando la mayoría entre los 25 y 27 cm. Teniendo en cuenta el varapalo que sufrió este tramo hace unos años es una estupenda noticia.








Por supuesto que repetiremos, pero pescando una jornada completa, para disfrutar de todo el potencial de este magnífico acotado. 




SANTA COMBA



La cruz de esta aventura por tierras gallegas, el coto de Santa Comba, mucha agua y muy fría, muchísimos pescadores y truchas pequeñas y muy recelosas. Para los que no conozcan estos acotados decir que la diferencia entre ambos,  es que este esta antes del embalse de La Fervenza y el de Xallas, como habéis visto en los limites comienza por debajo de la presa.





En resumidas cuentas una docena de truchas de entre 13 y 19 cm., ojo truchas tiene porque en las zonas mas escasas de vegetación se las veía por el fondo, pero imagino que  lo comentado anteriormente influyó en la falta de actividad de estas. Sería muy fácil hacer un juicio rápido y decir que al ser un coto con muerte está frito, pero y personalmente prefiero probarlo en mejores condiciones para ver su potencial. La próxima vez será.





Ni que decir tiene que volveremos en cuanto tengamos un hueco en el calendario. De momento la próxima salida es al río Sor para el puente de Mayo, tantearemos a los reos en los coto de Ribeiras y Segade. 




miércoles, 30 de mayo de 2012

COTO PERALEJOS

Tenia esta entrada todavía pendiente de publicar, ya que esta imágenes pertenecen a septiembre de 2011 y como este fin de semana voy a pescarlo con un Raúl, y Toni un amigo que no lo conoce, con el que he compartido muchas aventuras de pesca, pero de lucios y basses que es lo que a el de verdad le gusta, voy a aprovechar para que pueda hacerse una idea a lo que se enfrenta.

El padre Tajo mostraba un aspecto espectacular, para poder disfrutar de una buena jornada de pesca, en mi caso a seca y en el de mi compañero Raúl con ahogada, bueno relativamente ya que realmente pesca con una sola mosca ahogada y un trico de saltona.



Así comenzamos ambos, acercándonos a la orilla agachados para poder pescar esta postura de aguas cristalinas, al acercarnos de las ramas pegadas al agua salían volando cientos de pitillines, por lo que me decidí a colocar en el bajo lo mas similar que llevaba en mi caja de moscas, de hecho actualmente siempre llevo media docena de su imitación. 





En la primera zona de corrientes tuve la primera subida, a la que falle debido a la precipitación de la clavada, en la segunda linea de corriente, los dos tuvimos la fortuna de sacar ambas capturas.
 



Como ya os podéis imaginar por las imágenes, pescar en estas aguas es todo un reto, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos a finales de temporada y que es un acotado con muerte, que creo recordar da 8 permisos por día, todos los días de la semana.



Por todo esto capturas como estas, te dejan todavía un mejor sabor de boca y sobre todo el poderla devolver a estas estupendas aguas.



No me voy a enrollar mas, puesto que considero que lo mejor de esta entrada es poder disfrutar de las imágenes que nos deja este espectacular río y la belleza de sus truchas.










Considero que este es uno de los acotados mas difíciles que pesco en toda la temporada, tanto por la transparencia de sus aguas como por la dificultad y bravura de sus truchas, aun así me gusta intentarlo un par de veces.



De vuelta al vehículo, subiendo por las escarpadas laderas que protegen este tramo una última fotografías de despedida hasta la temporada que viene.

Querido Toni, espero que la entrada te sirva de referencia y que tengas la suerte de poder clavar alguna de las estupendas truchas que pueblan estas aguas.

jueves, 3 de mayo de 2012

RÍO CABRILLAS

OTRO DÍA DE LLUVIA

Nos dirigimos a la zona del Alto Tajo, para pescar uno de su afluentes, en este caso el río Cabrillas, no teníamos demasiadas esperanzas, puesto que con la cantidad de agua caída en los días precedentes y la que seguía cayendo, esperábamos encontrarnos un río tomado y bastante crecido.  



Pero fue todo lo contrario, nos encontramos con un río al que le faltaban entre 60 y 70cm., con mucha vegetación en los fondos, cosa que no es normal en esta época y aguas cristalinas, que mas le hacían parecer el propio Tajo, sino fuera por las estrecheces de este.
  

Las primeras capturas no se hicieron esperar ya que al segundo lance Raúl ya tenia su primera captura, de hecho esta es la segunda, ya que para la primera todavía no me había terminado de vestir y no tenia la cámara.


Como siempre salimos con dos equipos diferentes, uno de spinning con cucharilla y otro de cola  de rata con un par de ninfas bien lastradas, a las que pronto tuve que sustituir por un strimer, ante la dificultad de manejar estas tanto por la vegetación interior como por la exterior, pero he de decir que ambas funcionaron bien, aunque la cucharilla fue la que mas capturas consiguió. 
  



Las capturas se fueron sucediendo bajo un manto continuo de agua, ya que la lluvia no nos abandono en ningún momento, unas veces tipo diluvio y otras simple lluvia de primavera, pero las truchas dieron la cara en todo momento.




Los lances eren bastante difíciles, teniendo que subirnos muchas veces sobre las formaciones calcáreas que se producen en este tipo de ríos, para poder acceder a algunas zonas.


A medida que iba transcurriendo la mañana y que la cantidad de lluvia se iba incrementando, el río comenzaba a crecer e inundar algunas zonas.



Las truchas seguían a lo suyo, que no era otra cosa que atacar nuestros señuelos, había veces que simplemente con dejar caer el strimer en el agua y moverlo de abajo a arriba era suficiente para provocar la picada, de las que por cierto fallábamos en la mayoría de las ocasiones.


 

Si hay algo por lo que me encanta de pescar este río, es por la bravura y belleza de sus truchas, bueno también la dificultad de acceder a sus orillas y la imposibilidad prácticamente de vadearlo convierten el concepto pescas en aventura. 



Esta pintona no quiso esperarse a la fotografía de la suelta y tomo el camino rápido para acceder al río.



Había momentos en que se hacia difícil liberar a las truchas sin tener que dejarlas caer, por lo complicado de las orillas.


Aquí podéis ver a Raúl, como se las tenia que ingeniar para poder hacer un par de lances con escaso recorrido de la cucharilla. 




Estas truchas con librea mucho mas oscura, son del tramo mas alto de la zona que decidimos pescar.




Posiblemente habrá quien piense por las fotografías de las truchas, que es un río e montaña complicado y con truchas pequeñas, sobre lo primero diré que es cierto, pero sobre el tamaño de las truchas las hay muy buenas, pero entre la complejidad de los lances, lo imposible de acercarte sin hacer ruido y si aun así tienes la suerte de  conseguir clavar alguna la dificultad total de poder trabajar la pieza. Nosotros clavamos tres de mas de 40cm., pero una se descolgó por un torrente y las otras dos se metieron entre las ramas, así que el resultado fue de 3-0 a su favor.